Tips para preparar un viaje por carretera

By Inma Orduna - 8:00


Te contaba cuando volvíamos de nuestro Road Trip por la Costa Oeste que esto de los viajes de carretera enganchan. Era la primera vez que realizábamos un viaje por carretera de esas dimensiones: quince días con la casa a cuestas, cambiando de hotel (motel) casi cada día, con imprevistos de carreteras cortadas, de atravesar desierto y parques nacionales en un viaje, además, tan sumamente disperso. De hecho en mi día de ruta favorito pasamos de bordear el Pacífico a una zona completamente árida en el mismísimo lejano oeste, a la frondosidad de bosque absoluto en Yosemite. Si te apetece recordarlo, tienes curiosidad o estás planeando ahora tu viaje por la Costa Oeste, te dejo el link aquí (y si eres más de vídeo aquí  te dejo el nuestro)

Después de este gran road trip hicimos otro algo más "modosito" por Irlanda e Irlanda del Norte. Un viaje que puedes encontrar también en la sección viajes de este blog, y después del cual volví a reiterarme en que mientras tengamos tiempo y ganas tenemos que hacer todos los viajes de carretera que podamos. ¡Porque son una verdadera gozada, porque descubres el país de una forma realmente auténtica y porque muchas veces en lo que no tienes controlado, en la sorpresa de la aventura se encuentra lo mejor! 


Así que después de estas experiencias previas y con la vista en el próximo posible destino para nuestro siguiente road trip, quiero compartir contigo algunos tips y me encantaría que me dejases los tuyos. 

Un destino que nos mueve (sobre todo a mi), en el cuál todo el mundo coincide en su belleza y que está cerca de casa es recorrer en coche La Costa Azul. Respecto a ella encontré esta ruta "básica" de Traveler (aquí) y  esta ruta de 10 días que es mi favorita.
Niza, Saint Tropez, Ramatuelle, Saint Paul de Vence, ¿cuántas veces habrás soñado como yo en recorrer la costa en un descapotable con tu pañuelo al viento y parando a dormir en una casa entre viñedos mientras te pones tibia (o tibio) a queso y vinito


Pues ahí va mi primera recomendación: ¡alquila el coche que te apetezca! Nosotros todavía nos estamos arrepintiendo de no haber alquilado una ranchera en EE.UU. Probablemente sea un viaje que hagas una vez en la vida, ¡ya escatimarás en otras cosas!

No cierres todos los alojamientos antes del viaje. Está bien que te hagas una ruta, pero un viaje por carretera tiene muchos imprevistos. Igual descubres un pueblo que no tenías en lista, te gusta tanto que decides quedarte una noche en él. (He encontrado esta otra ruta de 11 pueblos con la que probablemente llegues a darme la razón). Decides cambiar tu ruta sobre la marcha, tienes un pinchazo o una carretera cortada, te retrasas y lo mejor es cambiar de planes,...

Llena siempre el coche de agua y snacks saludables antes de cada salida. Improvisar un picnic en algún parque o lugar inimaginado es un verdadero planazo. Pero sí, yo soy la loca de los picnics. ¿Sabes qué en nuestro viaje californiano hicimos uno hasta en la sede de Google? Quizás olvidemos el nombre de algún restaurante, pero ese momento lo recordaremos toda la vida.

Aprende a defenderte algo en el idioma nativo del país. Aunque el inglés sea el idioma (casi) universal es un gesto de educación y consideración con los habitantes que te acogerán en tu viaje. En este caso yo de francés voy un poco mal ya que únicamente hice francés en la universidad y fue un francés bastante técnico. Una opción es hacer conversación y aprender esas nociones básicas para desenvolverte durante el viaje. En definitiva, como yo esta vez tengo unas nociones previas me decantaría en su día por mejorar la pronunciación en francés, siguiendo los consejos de la plataforma Babbel, ya que me gustaría de verdad hablar como una nativa. 


No te hagas expectativas por las recomendaciones y diseña tu propia ruta. Yo es algo de lo que ya he aprendido con los años respecto a todos los viajes. Cada uno tiene unas inquietudes, cada uno visita un lugar en unas circunstancias (tanto externas como vitales) y un lugar que para mi puede ser imprescindible para ti puede ser completamente prescindible. Infórmate pero déjate llevar, sigue tu instinto ¡y planifica tu propia ruta! 
Volviendo a mi experiencia de la Costa Oeste yo quería visitar Sölvang, un pueblo danés en el estado de California, mi persona favorita no podía entender por qué teníamos que desplazarnos kilómetros hacia el interior para visitar un pueblo danés en EE.UU. Sólo me preguntaba: ¿dónde habrás leído esto? Y sí, fue una parada realmente auténtica y maravillosa. Volvería a repetirla una y mil veces más si volviese a hacer este viaje. 

Empápate de las costumbres y la gastronomía de la zona. Vive como un nativo más, prueba lo más típico, piérdete, así es como de verdad se descubre un país. 


Y ahora, después de estas generalidades, ¿has hecho un road trip por la Costa Azul? ¿Estás también pensando en ello? 



GRACIAS por todos tus comentarios y visitas. 
Nos vemos, como siempre, con mucho más en las redes sociales,




Besos rojos por doquier,
INMA.






Be happy (and fashion) my friend.

  • Share:

You Might Also Like

2 letras rojas

  1. Muy buenos consejos!! no están de más tenerlos en cuenta siempre que se hace una salida!!!

    https://elblogderenee.blogspot.com/2019/04/blusa-de-encaje.html

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo en todo. En mi caso fueron 4 semanas de ruta por la costa oeste y otras 4 entre Italia, Eslovenia y Croacia.
    Doy otra recomendación: viaja ligero de equipaje, es un rollo ir cambiando de hotel cada día y es mejor llevar maletas pequeñas.
    Lo del coche es cierto, nosotros hicimos EEUU en un Mustang descapotable y eso también fue una experiencia.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!