viernes, 31 de octubre de 2014

Por un Día OFF: Medio Maratón Valencia 2014. La cultura del Esfuerzo.


Este mural te encontrabas en la feria del corredor, el pasado 18 de octubre, antes y después de recoger tu dorsal. Más de 10.000 motivos, más de 10.000 personas corriendo, cada una con un objetivo y un motivo.

La cultura del esfuerzo, bendita cultura del esfuerzo, de la que Valencia se hacía eco, era el principal leitmotiv del medio maratón que iba a bátir récords. Récord de velocidad, récord de solidaridad y récord de participación femenina. A lo largo de la misma los mensajes eran claros; en la salida: "sin esfuerzo, no hay recompensa", en la recta final te encontrabas un "este último esfuerzo te acerca a la meta" y en ella: "este aplauso no es un regalo, es la recompensa a tu esfuerzo".


Hace unos meses os contaba mi experiencia finalizando mi primer medio maratón, fue en San Sebastián y lo podéis recordar aquí. Fue una experiencia única y todavía se me pone la piel de gallina al recordar sensaciones.
Y hoy, quería compartir con vosotros esta experiencia que no fue tan satisfactoria como la anterior,  que terminó en meta pero con mucho sufrimiento previo. Y es que así es el deporte, y la misma vida. Experiencias que nos ayudan en nuestro aprendizaje por ella.


A mi favor, y sin excusa, diré que iba sola y noté mucho la ausencia de mi liebre; también diré que la Isla brugal hizo estragos y el virus que me traje y me mantuvo una semana en casita se notó. En mi contra, en cuanto el cuerpo me lo permitió me puse las pilas, quizás no iba tan bien entrenada como la vez anterior y el kit de la cuestión: me organicé mal,y no supe controlar mi mente.


Lo bueno de todo es que lo conseguí, conseguí cruzar la meta pese a mi mala organización, mis lágrimas en el km 18 y mi dos Inmas, la buena que me decía: "no te queda nada, tienes que terminar, aunque sea por ellas" y la mala: "párate, camina y cuando puedas te retiras, no puedes más y no pasa nada", y no hubiese pasado nada, ¡faltaría más! Pero así es la cultura del esfuerzo y la vida, a veces incluso esforzándote no consigues tu objetivo, a veces incluso esforzándote las cosas no salen como querías, pero eso vale más que abandonar, ¡y mucho más que no intentarlo!

¿Por qué corría yo? Yo corría para disfrutar, porque me encanta, porque corriendo me siento bien, me pone de buen humor y casi me hace ser mejor persona. Yo corría porque quería demostrarme a mi misma que me propuse terminar una media este 2014 y podía conseguir terminar dos. Y en este caso también corría por ellas, porque llegar a meta suponía sumar en la recaudación contra el cáncer de mama.

Así que tras estas reflexiones, corráis o no, estéis estudiando, emprendiendo, sacando adelante a una familia... ¡Viva la cultura del esfuerzo! y ¡Viva la solidaridad! Porque si quieres y trabajas por ello, costará más o menos, pero se puede. Y ojalá que no nos rindamos nunca.

Os contaré además que gracias a la solidaridad de un runner, del que sólo recuerdo que llevaba una camiseta negra, llegue al final. En el km 19 vio que me iba a parar, que yo no podía más y un simple, "vamos Inma que estamos a dos km" y su compañía a mi lado y mi ritmo hasta que le perdí de vista en la meta, sin duda ayudó a que no abandonara en el km 19. Creo recordar que le di las gracias, sino, seguro que sabe que le estoy agradecida.

Para terminar, ¡me encanta este cambio! En el decálogo de Cristina Mitre sobre el running, el punto número cuatro habla sobre la confianza en si mismas que tienen las mujeres que corren, porque sino no serían capaces de enseñar las fotos congestionadas, y en mallas, pues eso, jajaja, juzgad por vosotros mismos,



Especiales gracias hoy a mi sweet sister por acompañarme a Valencia, por llevar mi ritmo de horarios y comidas, por sus fotos y sobre todo por sus gritos de ánimo, no sé como a dos minutos de la meta de repente distinguí su voz, quizás es que la distinguiría hasta a kilómetros de distancia.


¡¡Y gracias a vosotros por todos vuestros comentarios y visitas!!
Nos vemos en las redes sociales con mucho más, y no os olvidéis que el domingo habrá wishlist por ser el primer domingo de mes,



instagram: @mividaenrojo




I'm sorry for today's spanish post, it's about my second half marathon! My experience, me feelings and I. If you would like to read this post in another language, please, select it on the right side box.
Thanks for reading!
Have a nice weekend!!
;)




Be happy (and fashion) my friend.

10 letras rojas:

Pikiyina dijo...

Felicidades, eres una campeona! Otro reto conseguido! :))

Besitos rojos!

Marta dijo...

Hola: felicidades por no abandonar pese a que mentalmente no estabas fuerte... Es un gran logro que no hayas plantado en el kilómetro 19 porque, estoy de acuerdo contigo, no debemos rendirnos aunque nos cause dolor e infinito esfuerzo llegar a la meta... Es un gran logro y una enseñanza para tus seguidoras... seguimos en contacto

MiBolsodelSur dijo...

Eyyy haberme dicho que venías y te hubiera ido a animar, vivo cerquita ;)

Bss

Sandra Leiva dijo...

Ole, ole y oleeeee :D

Feliz finde, Inma <3

xx

http://www.madridforniagirl.com/

Loqueven mis ojos dijo...

Lo importante es que fuiste y lo hiciste, aunque te costara. Tienes mucha fuerza de voluntad y así te va. Todo un ejemplo!
Un beso guapa!

Kathya Stryzak dijo...

ahh que delicia correr un maraton...
que divina!

Ellen dijo...

ole que bien!! lo importante es hacer deporte, luego el cuerpo te lo agradece!!
un besito guapa

Elblogdemaryrec MARY REC dijo...

Enhorabuena!!!!! Me ha encantado el post, soy de las que pienso que nada cae del cielo ue hay que esforzarse para sentir la satisfacción del trabajo bien hecho.

Besos

Claire Espejo dijo...

Eres toda una campeona, en todos los aspectos!!. Un besazo y enhorabuena!!. Besos reina!!.

Enara Girl dijo...

¡Qué bien que puedas participar en los maratones! Besos

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!