Mi Refugio

By Inma Orduna - 17:50





Esta semana ordenando fotos me encontré con estas; y en relación a la primera entrada del año: ¿Necesitamos más realidad?, que por cierto gracias porque la habéis leído un montón; y mi intención de que este año por el blog veáis más realidad, decidí escribir este post desde mi refugio. 

Utilizar la palabra REFUGIO hoy en día es un poco fuerte y quizás incluso me lleva a pensar que no tenemos derecho a aplicarlo a nosotros mismos. Sin embargo, refugio por la rae es: 1. Aquél lugar que sirve para protegerse de un peligro. 2. Protección o amparo que una persona encuentra en otra o en algo librándola de un peligro. Y lo cierto es que no siempre ese peligro tiene que ser solamente una guerra, ya que en nuestro día a día podemos encontrarnos con numerosos peligros (no sólo físicos) y creo que es bueno que todos y cada uno de nosotros tengamos un refugio. 
Cuando vivía en Madrid tenía varios: el templo de Debod y la Casa Museo de Joaquín Sorolla. Allí sentía paz. También recuerdo que cuando estuve en Nueva York esa misma sensación me invadió en el MET y supe que si viviese allí ese sería mi refugio. 
Cuando vuelvo a casa, una escapada al campo y mi familia se vuelven mi refugio. 


Y en Málaga este es Mi Refugio. Mi pedacito de mar al que voy cuando necesito respirar, recargar pilas, coger aire. No importa la estación ni el momento. Cuando tengo un día o semana difíciles, cuando algo se tambalea, sin maquillaje, con lo que sea, cojo bártulos y me planto allí. 
A veces voy a comer, otras a pasar un ratito de la tarde. A veces me llevo un libro y otras simplemente me siento frente al mar sin hacer nada. A veces voy sola y otras acompañada. 
Porque a veces hay que parar. Porque tenemos que aprender a decir que no. Porque cuánto daño nos ha hecho a las mujeres ese "tú puedes con todo". La realidad es que no y que por asumirlo no pasa nada. Porque a veces hay que detenerse, tomar conciencia de las decisiones tomadas y de si hay algo que quisieras cambiar. Parar, respirar y regresar. Y por todo eso estas fotos, ¡Me encantan! 



Cuéntame, ¿cuál, qué o quién es tu refugio? 

GRACIAS por todos tus comentarios y visitas. 
Nos vemos, como siempre, con mucho más en las redes sociales, 




Besos rojos por doquier, 
INMA.








Be happy (and fashion) my friend.



  • Share:

You Might Also Like

6 letras rojas

  1. You have a sweet shelters.
    When a good weather, my shelter is my house; but when hurricane seasons, they will tell me where I have to for shelter.

    Have a good day
    A kiss

    ResponderEliminar
  2. Comparto al 100% lo que dices, yo también tengo el mío y me considero muy afortunada por ello. Cuando las pilas se están quedando sin batería, nada mejor que ir, aunque se a pasar un día, para recargarlas :) ¡Feliz semana guapísima!

    www.luciagallegoblog.com

    ResponderEliminar
  3. El post es genial
    Besos y te esperamos
    https://midnighttrendy.es/rebajas-abrigos-para-ella-y-para-el/

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonitas son las fotos! Tener un refugio es 100% necesario, ese lugar donde no tienes que simular nada, simplemente ser tú misma.
    Yo soy muy poco original, mi refugio es el gimnasio o el camino de Santiago donde salgo a correr cuando voy a mi pueblo o simplemente mi casa, por eso los viernes soy tan feliz con nuestra pizza casera en pijama.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa, me ha encantado el post y las fotos son chulísimas. Refugiarse (o lo que yo llamo desconectar de todo) es necesario, casi obligatorio, para nuestra salud mental. Yo tengo varios rincones en la isla, especialmente un pueblecito de montaña que me encanta. Desconecté mucho en el Fushimi Inari en Japón (qué lugar más místico). Además también me refugio en los viajes y en mi pareja, todas esas cosas me dan vida cuando siento que me estoy ahogando :)

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!