Costa Oeste Días 1 y 2 Los Ángeles: Hollywood, Beverly Hills, Santa Mónica

By Inma Orduna - 8:00








Después de un transbordo de cinco horas en Londres, dos horas de retraso (ya subidos en el avión) por problemas técnicos y doce horas de vuelo, llegábamos a Los Ángeles. Nuestro primer destino de nuestro viaje de 13 días por la Costa Oeste de EE.UU (me gusta más decir California Road Trip, porque realmente fue una ruta californiana a la que incorporamos Las Vegas).

Sin duda uno de los viajes de nuestros sueños, y estoy convencida que va a ser uno de los viajes de nuestra vida, ahora ya de vuelta, me cuesta imaginar que puedan existir muchos viajes que puedan superar esta experiencia. 

Lo primero que hicimos tras recoger nuestras maletas fue ir a por el que iba a ser nuestro fiel e inseparable compañero de aventuras: ¡el coche! Lo alquilamos a través de rentalcars, con Thrifty, y fue todo muy fácil y bastante cómodo. No olvides alquilar también gps, lo vas a necesitar ;)

Y por fin, ¡nos poníamos en marcha! Ahora sí que sí empezaba nuestra aventura. Para las tres primeras noches en Los Ángeles alquilamos una casita a través de Airbnb, en el norte, ideal, encantadora, en la que nos sentimos realmente como en casa. Y allí tuvimos la primera toma de contacto con lo que tanto nos habían advertido: El tráfico de L.A. es infernal. Casi 60 minutos después llegamos al que iba a ser nuestro hogar los próximos días. 

Para esa primera tarde habíamos planeado visitar el Observatorio Griffith, pero como te puedes imaginar después de la aventura de llegar, lo que realmente nos apetecía era cenar algo, ducha rápida y meternos en la cama cuanto antes. 





Eso sí, no sé si era el entusiasmo por salir ya a explorar Los Ángeles, el jet lag o una mezcla de todo, que a la mañana siguiente, no eran ni las 8 cuando ya estábamos montados en el coche, en ruta, con el look del día (que puedes recordar aquí) fotografiado. 

Empezamos el día en Hollywood recorriendo el famosísimo paseo de la fama. Desayunamos en The Coffee Bean & Tea Leaf, en su terraza, con vistas al impresionante teatro chino de Graunman y dedicamos la mañana a algo que nunca nunca hacemos: ¡un tour! Esta vez decidimos hacer el tour de Beverly Hills, nos creaba curiosidad y teníamos asumido que nosotros por nuestra cuenta no pasaríamos de Rodeo Drive y de The Beverly Hills hotel, el famosísimo Hotel California. 

Nos gustó porque, a pesar de que venden mapas para que lo puedas hacer por tu cuenta, te enseñan muchísimas localizaciones de películas que han formado parte de tu vida como Pretty Woman (entre mis fotos superiores puedes ver el apartamento de Vivian), te cuentan muchísimas curiosidades, y es muy divertido. Con él hicimos parada en el mirador para tener las mejores vistas de Los Ángeles imaginables (y posibles). Y era ese momento el que más cerca estaríamos del famoso (y decepcionante) cartel de Hollywood. Mi casa favorita: Spadena House, esa casa de brujas que habita entre tanto lujo.

Finalizado el tour, en el mismo paseo de la fama, nos acercamos al Teatro Dolby (donde en la actualidad se entregan los Oscar) y nos entretuvimos un rato leyendo los testimonios de éxito (anónimos) que recorren el centro comercial Hollywood and Highland. ¡Ya sabes, esto es Hollywood, el lugar donde los sueños se hacen realidad!








Completada ya la mañana fuimos a comer a In'n'out, probablemente una de las hamburgueserías americanas más instagrameables del momento. Son un must en California. Relación calidad-precio están muy bien, es cierto. Pero no son mis favoritas si hablamos de hamburgueserías americanas, me sigo quedando con Shake and Shak (recuerda aquí mi vídeo de Nueva York en el que te hablo de ellas). Ah! Y antes de abandonar la zona otra parada obligatoria: Amoeba Music, la mítica clásica tienda de discos y vinilos, en su edificio siguen manteniendo el grito give peace a chance! (dale a la paz una oportunidad).






Después de comer decidimos terminar el día en Santa Mónica (puedes descubrir unas de mis fotos favoritas desde allí aquí). Paseamos por su playa hasta llegar al muelle. El Santa Mónica Pier es literalmente cómo en las películas, como lo había imaginado, y allí me sentí inevitablemente en el centro de una película americana. 

Para nuestra desgracia o suerte (la de nuestro bolsillo) el parque de atracciones Pacific Park estaba cerrado al público por evento privado, así que no tuvimos opción de subirnos a sus icónicas noria y montaña rusas. Sin embargo, allí nos acercamos a descubrir el centro comercial Santa Mónica Place, lugar que yo ya tenía fichado por ser un centro comercial bastante inusual, lleno de exhibiciones de arte y de restaurantes muy saludables. 
Otra indispensable de Santa Mónica es la calle de tiendas Third Street Promenade, una calle peatonal que paseamos café en mano como dos locales más. 






Estábamos agotados así que decidimos ir a comprar algo a Vons, una cadena de supermercados del sur de California con bastante oferta de producto ecológico, ¡mucha fruta y mucha verdura! 

Así finalizaba un día intenso y muy emocionante. Por cierto, cuando organices tu presupuesto ten en cuenta que todos todos todos los parking son de pago y la inmensa mayoría de ellos con una tarifa única al día (independientemente de las horas que estés). Y sí, lamento contarte que para desplazarte por Los Ángeles, necesitas un coche. 



GRACIAS por todos tus comentarios y visitas. Nos vemos, como siempre, con mucho más en las redes sociales,




Besos rojos por doquier,

INMA.






Be happy (and fashion) my friend.

  • Share:

You Might Also Like

6 letras rojas

  1. Menudo súper viaje!!!!!
    Besos
    http://www.misstrendybarcelona.com/2018/05/paper-bag-pants-in-singapore.html

    ResponderEliminar
  2. ¡Súper viaje! Te leo y me dan ganas de volver.
    Nosotros no hicimos el tour porque sí dedicamos una tarde a Rodeo Drive para al final sí comprar en The Grove.

    ResponderEliminar
  3. Qué viaje más chulo, yo conozco la costa este de EE.UU y tengo muchas ganas de hacer esta costa
    Bss

    http://www.blackdressinspiration.com

    ResponderEliminar
  4. Qué envidia de viaje! Y tú tan ideal ;-)
    Vestidos boho chic

    ResponderEliminar
  5. qué ganas de ir por allí! a ver si hago una escapada pronto!
    gracias por las recomendaciones!

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!