miércoles, 7 de octubre de 2015

Visitar Machu Picchu. Recomendaciones.

Hace unas semanas, mi hermana que está residiendo en Perú (podéis seguirle en instagram: @moiro_ si os sentís atraídos por el país y/o para ver las increíbles fotos que comparte), nos contaba parte de su experiencia, junto a un diario fotográfico, aquí. Hoy comparte con nosotros un post de lo más especial, me atrevería a decir que útil, con su experiencia para visitar Machu Picchu por la ruta inca, una ruta muchas veces desconocida o temida.

Como veréis, lo hace una vez más vistiendo Mi vida en Rojo, lleva en las fotos sudadera el verano del amor, y camiseta solidaria. Espero que lo disfrutéis, al menos tanto como yo. 


Después de más de un mes en este país, cada día un poquito más conocido para mí, vuelvo para escribir acerca de nuestro viaje a Machu Picchu, sin lugar a dudas, el mejor viaje de mi vida. 
No sé si alguna vez os habéis planteado hacer esta visita pero por si algún día os lo planteáis os contaré mi experiencia porque realmente ha sido increíble.

El tren es de cobardes y el camino inca de demasiado valientes, jajaja! Es broma, esta es una ruta alternativa, muy divertida que yo aconsejaría a todo el que quiera vivir algo diferente para llegar a esta maravilla del mundo.

Todo empezó en Abra Málaga, a 4350m. Las vistas eran espectaculares, las nubes parecían poder tocarse y el aire era el más puro que nunca había respirado. Desde aquí comenzamos el descenso en bicicleta. El cambio de un paisaje con nieve hasta llegar a adentrarte en la selva es maravilloso.
 Esa misma tarde hicimos rafting. A pesar del frio y el agua helada fue perfecto para descansarnos y reír celebrando que ya habíamos emprendido el viaje.



Por si todavía no teníamos suficiente y el día no había sido completito comenzamos la andada nocturna. He de decir que para mí fue el tramo más duro del viaje, después del madrugón y de las actividades del día llegas algo cansado pero como me dijeron antes de ir: la adrenalina te lleva. 
Subir por un camino en medio de la selva, en el que solo encuentras a tu paso una casa donde la mascota de la familia es un mono es, cuanto menos, diferente a lo que estamos acostumbrados. El destino era el hogar de una familia donde nos dieron una cena riquísima y, por primera vez, vi una cocina donde los cuy se criaban. (Mucho había oído hablar pero no había tenido oportunidad). Sin agua caliente, sin enchufes y sin wifi, ¡primer día superado!¡desconexión!¡vida!


El despertar compensó todo el esfuerzo de llegar allí la noche anterior. El sonido que te envuelve, la luz que se abre paso entre las rejas de tu ventana… Unos buenos días siempre van acompañados de un buen desayuno y esta vez, del mejor café que he probado nunca. 

Comenzamos el camino ascendiendo hasta lo más alto para poder ver el valle de Urubamba y continuamos después de la comida hasta Santa Teresa que nos recibió con sus aguas termales. ¿Algo mejor para descansarse después del duro día?

La mañana siguiente tocaron tirolinas. Un circuito de tirolinas de hasta 1km. ¡Y la miedosa de mi hasta se tiró en cóndor! De ahí ya sí que sí pusimos rumbo al destino, Aguas Calientes. 
Un tramo caminando por las vías del tren que nos llevan hasta nuestro destino. Deslumbrantes paisajes que acompañan la satisfacción de que ya casi, lo has conseguido. Justo cuando estábamos entrando una tormenta de verano nos dio la vida y un precioso arco iris que brillaba con nosotros. 


La madrugada siguiente, a las 4:30 de la mañana partimos hacia Machu Picchu, habíamos llegado hasta allí y terminaríamos todo el camino andando. Dura subida de 1700 escalones en la que la llegada a la entrada te sorprende cuando crees que ya no puedes más. Y seguimos subiendo, hasta allí donde lo que antes te ha parecido increíble se ve pequeñito.
Una maravilla del mundo que te deja sin palabras. Sentirte que estás donde quieres y con quien quieres. El broche final de esa aventura que ya te ha cambiado, que te ha hecho aprender, superarte, conocer, crecer, sentirte libre.


¡¡¡Gracias por todos vuestros comentarios y visitas!!!
Espero que este post os haya ayudado a desconectar y respirar aire puro.

Nos vemos como siempre, con mucho más, en las redes sociales,


instagram: @mividaenrojo



Today's post about my sister's experience visitting Machu Picchu, in Perú. 
Please, if you are interested on read it in another language, select it on the right side box!
Thanks for reading!!
Have a nice day!
;-)


Be happy (and fashion) my friend.

6 letras rojas:

Rosa Bueso dijo...

Que pasada de viaje, de fotos y de aventura, envidia!!

besos a ti y a tu hermana!

www.littledreamsbyr.com

Loqueven mis ojos dijo...

Que fotos mas chulas, debe ser un viaje increíble!

Latidos de moda by Raquel dijo...

Que bien tu hermana. Menudas fotos.
Latibesitos Inma

Celia Meylán dijo...

Vaya pasada de fotografías.

Ivanasworld dijo...

me encantan el sitio y me gustan los imagenes :)

ConBrilloDeDiamantes dijo...

Qué pasada!! Me ha encantado el relato!!

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!