¿Y si fuésemos nosotros la primavera que el mundo necesita? Sakura 2020, Japón

by - 19:51











La primavera en Japón es una verdadera fiesta. Empieza con la floración de los cerezos, conocida como Sakura y es un fenómeno, que más allá de su belleza y de conceptos de marketing actualmente añadidos, me parece alucinante. 

Hanami es otro concepto que acompaña a Sakura y significa la contemplación de esos cerezos ya florecidos, la contemplación de las flores. Es una verdadera fiesta en la que el país nipon llena parques día y noche festejando la belleza de lo efímero. 

En nuestro viaje no pudimos disfrutarla como tal ya que todavía no era primavera, pero alguno empezaba a florecer y sí pudimos hacernos una idea de la magnitud del evento. Casi estábamos a las puertas de la Sakura 2020 y yo sí sentía esa emoción de la que tantas veces había leído. 

No soy una experta en cultura oriental (japonesa en este caso) pero sí hay cosas de ella que adoro. De hecho, hay veces que ante actitudes o reacciones propias que sé que no me van a llevar a ningún sitio me digo: "Inma, ¿qué haría una japonesa?". Y entre ellas se encuentra fenómeno de esta Fiesta de Floración de los Cerezos, la cual me produce una gran admiración. 

Admirar la belleza de lo efímero. Cuántas veces en el ritmo frenético de la vida que conocíamos hasta ahora no reparábamos en la belleza de lo efímero, o simplemente en la belleza de los hechos más insignificantes de la vida. Cuántos días me he quedado sin bajar a la playa (teniéndola a tres minutos) o simplemente a contemplar la belleza y serenidad del mar porque había algo más urgente, más importante que tenía que terminar. Ahora me pregunto si de verdad no podía esperar. 
Cuántas veces en las últimas semanas retrasamos ese café con una amiga porque surgían mil planes o trabajos que terminar. ¡Y cómo nos arrepentimos ahora de ello! 
Cuántas flores he dejado de fotografiar y cuántos charcos en días de lluvia he dejado de saltar. 
Cuántos momentos, en los que estando acompañada por gente, he desaprovechado de disfrutar al 100% porque entraba un e-mail "importante" (al móvil, por supuesto) y tenía que responder. 
Y así podría enumerar seguro que muchísimas cosas más. Pero entre las reflexiones de estos días de confinamiento, y cuando estalló la primavera, he estado reflexionando mucho en estos conceptos, en el mundo como lo conocíamos hasta ahora y en el reto que se nos va a presentar como sociedad. 

Hay quién me llama ignorante o ilusa, y ahora me defino escandalosamente utópica. Quiero pensar que floreceremos como esos cerezos y que nosotros vamos a ser la sakura  que el mundo necesita. 



GRACIAS por todos tus comentarios y visitas. 
Nos vemos, como siempre, con mucho más en las redes sociales, 




Besos rojos por doquier, 
INMA.








Be happy (and fashion) my friend.

You May Also Like

3 letras rojas

  1. Yo me planteé todas esas cosas cuando enfermó mi padre y me di cuenta de lo que es realmente urgente. Esto nos está dando una lección tremenda y creo que nos vendrá muy bien. Ayer justo lo pensaba cuando volvía a casa de trabajar y es que he visto Madrid más verde que nunca.

    ResponderEliminar
  2. Un post super chulo y que flor tan bonita.
    Ya había oido hablar de Sakura y tengo algunos producto de rituals que lleva esa flor.
    Un saludo.


    NEW POST IN MY FASHION BLOG!!: http://www.adrianosle.com/2020/04/sonido-8d.html

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!