miércoles, 14 de septiembre de 2016

Haz de tu día a día una pasarela y de tu vida la mejor Fashion Week.


























crédito imagen: vogue.es

Hoy voy a destiempo, ¡cómo no! Ayer fue un día caótico. Al frío y a la lluvia (que complicó muchísimo la toma de fotografías del look que llevé para asistir a la 2ª Jornada de MFShow) se le juntó el caos habitual de cualquier jornada de shows, tráfico, taxis y todo lo que te puedas imaginar por caos.

Ayer, después del desfile de David Christian (voy compartiendo todos mis días en Instagram Stories: mividaenrojo, así que lo habrás visto allí) me fui a dormir con un muy buen sabor de boca. Subimos a bordo de su barco y su desfile fue pura desconexión.
Mi hermana me dijo que llegan estas semanas y que siempre termino "disfrazada" y precisamente fue con esa frase con la que me quedé dándole vueltas a mis pensamientos sobre la almohada.

Para mi la moda es Arte y lo que más me gusta de los desfiles es precisamente el show. Por eso años atrás, siempre esperaba ansiosa ese desfile de Marc Jacobs para Louis Vuitton. Esa mañana me organizaba de tal modo que me garantizase estar en casa para ver en streaming ese viaje que me iba a hacer soñar por unos instantes.

Y ahí radica la diferencia, para mi, entre show y desfile. Porque no todos los desfiles son un show, pero sí casi todos los shows mantienen el desfile. Cuando para un desfile se cuentan con medios, trabajo y equipo, ¡se nota! Cuando hay creatividad, cuando la historia que te cuentan te la crees, cuando te evades por completo, cuando la música corresponde con lo que estás viviendo y te ayuda a viajar. Cuando no sólo importa vender (al menos no tan directamente) sino que se le deja espacio a la creatividad y al Arte. Yo entiendo la moda como Arte y por eso no me gusta que se le juzgue sin intentar, al menos, entender a su creador.

Puede gustarte más o menos, pero atreverse a crear, a no plagiar, a disfrutar con la moda tiene mérito y mucho. Creo que eso es, precisamente, lo que hace especial una semana de la Moda. Se mezcla verano e invierno, las calles son una verdadera pasarela, hay alegría y excitación. Piel de gallina en el carrusel que pone punto y final a meses de grandísimo esfuerzo y mucho mucho trabajo. 

Atrévete a "disfrazarte", a jugar y a ser tu misma. A vivir la moda en toda su esencia, sal de los patrones establecidos, deja que aflore tu personalidad, no caigas en los clones, huye huye huye de ellos (porque van en contra de la moda), haz de tu día a día una pasarela y de tu vida... la mejor Fashion Week.


¡¡GRACIAS por todos tus comentarios y visitas!!
Nos vemos como siempre, con mucho más, en las redes sociales,


instagram y snapchat: mividaenrojo



Be happy (and fashion) my friend.


6 letras rojas:

Milex xxx dijo...

Enara Girl dijo...

Tienes razón y yo muchas veces lo hago. Besos rojos por doquier

Mariola Azores dijo...

Me encanta tu reflexión. Para mí la moda también es arte y expresión personal.

JESSICA FERRÚS FAYOS dijo...

QUÉ ROLLAZO TAN COOL!!! MUACK

Midnight Cowgirl dijo...

Yes to making your everyday a catwalk :)

Mery Of The Style dijo...

Hola guapísima muy buenos días.
Cuanta razón tienes, me ha encantado leerte. Un fuerte beso.

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!