lunes, 9 de mayo de 2016

Restaurar muebles y otros usos del Chalk Paint


El milagroso poder del chalk paint. Había oído hablar de él maravillas y cuando decidimos que íbamos a restaurar el armario de mi abuela se lo sugerí a mi padre. Pero al final, un inciso: ¡los padres son unos santos!; él apostó por la vieja usanza: desmontar, lijar, pulir, montar, hacer los estantes nuevos, pintar, esperar, volver a pintar, y así estuvimos hasta que el armario luce IMPRESIONANTE en nuestro recibidor. 
Nos falta una cerradura con llave antigua y borla que, a tanto no llegamos, jajaja, hemos mandado hacer.  ¡Qué trabajo más gratificante y bonito debe ser el dedicarse a restaurar viejas joyas! (Ahora nos ponemos con una mini butaca, sólo pensar en escoger la tela para tapizar me produce tremenda emoción, como siempre os la enseñaré).

Pero en todo este proceso me topé, gracias a Cointreau, con Blanco de Zinc. Blanco de Zinc lo forman dos hermanas: Eva y Minerva; que se dedican a la fabricación y restauración de muebles; además son amantes del vintage, del estilo escandinavo y ,por supuesto, del Chalk Paint (su tienda es un punto de distribución oficial).



En el taller de Cointreau, cuando vi tantísimos colores diferentes de chalk paint mis ojos hacían chibiritas, jajaja. Y Minerva nos lo confirmó: ¡el chalk paint es genial para restaurar muebles! O darles un efecto vintage.

Como su nombre inglés indica: es una pintura efecto tiza (por si alguien está en la luna de Valencia y todavía no lo conoce) que te ahorra todo el proceso de pulir y lijar. Sí se recomienda que el mueble esté bien limpio, pero además, como tiene ese efecto añejo sino eres un as de las manualidades (como servidora) ¡no importa! porque a pesar de ello tu pieza personal tendrá su encanto.
Lo mejor siempre es dejarlo secar a su ritmo habitual, en la imagen utilizamos el secador para acelerar el proceso, ¡no teníamos la vida entera! 

Ahora al ver la botella, que luce estupenda en nuestro #hogarenrojo, (puedes cotillearlo con este hashtag en instagram) estoy convencida de que el chalk paint, efectivamente, nos hubiese ahorrado trabajo y hubiese quedado también muy bien. ¡Te lo enseño más abajo! Por cierto, la decoración sobrepuesta es provisional (para la foto vamos), ¡aún no hemos tenido tiempo de irnos de shopping!




¡¡¡Gracias por todos tus comentarios y visitas!!!
Nos vemos como siempre, con mucho más en las redes sociales,


instagram y snapchat: mividaenrojo




Be happy (and fashion) my friend.

8 letras rojas:

patricia saez dijo...

¡Me encanta! Besos, guapa

Oly Sánchez dijo...

Qué chulo queda! Y es bien sencillo!
https://encasadeoly.blogspot.com.es/

Carol vega dijo...

que bonita ha quedado la botella!! me encanta.

un beso guapísima
www.aprendiendoaquererme.com

October Seven Photography dijo...

Cómo me encanta este tipo de post en el que se vuelve a dar vida a un objeto desgastado! Quedó genial! Sois un equipazo!

mary rec dijo...

Quedo fenomenal, no descarto utilizar la pintura esta ya que busca algunas cosas que no encuentro y esta pintura me lo solucionaría. Lo intentaré. Te quedo fenomenal, que padre tienes. Besos

Marina_MdC dijo...

Mi madre rehizo con esta tecnica la mesa del salón de su casa...todo el mundo piensa que es comprada ;)

Besitos!

Ivanasworld dijo...

me gusta :)
www.ivanasworld.com

JESSICA FERRÚS FAYOS dijo...

Es una pasada!!! y ha quedado muy chic""" muackkk

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!