Invitada Perfecta: Damas de Honor

By Inma Orduna - 8:00


Cuando alguien de mi entorno enuncia la frase: "tengo que buscar un vestido de tal color porque soy dama de honor" tiemblo. En seguida pregunto si comparte el honor (valga la redundancia) con alguien más o y si por lo menos se van a poner de acuerdo entre ellas para ir en su búsqueda. 

A mi personalmente me da pánico dejar los vestidos de las damas de honor en manos del destino, jajaja, porque un rosa pastel para mi puede ser rosa empolvado, para otra un salmón... que una lleve un vestido de gasa, otra de seda... y al final tanto a la vista como en la foto, ¡es un verdadero festival! Aunque no siempre, claro está, y para muestra la imagen que encabeza el post (aunque estoy casi segura que la novia diría: vestido joya en color piel) ; y como cada novia es un mundo ya se sabe que para gustos los colores.

Pero si eres de las mías ahí van algunas de mis recomendaciones: yo si me casase mañana y decidiera tener damas de honor les daría dos opciones: a) yo me encargo del vestido mediante modista, que ellas elijan cómo quieren el vestido, que se sientan cómodas, pero que tanto la tela como el color sea el mismo. b) dar unas directrices exactas de tela y color que se intenten mantener en todas. ¿Demasiado controlador? Para mi, desde luego, no.



Y mientras pasaba el rato en pinterest (sígueme allí aquí y descubre mis paneles, entre los cuáles por supuesto hay uno especial Bodas) me vino la idea de este post gracias a que descubrí Lunss; una web entre la que además de muchos vestidos de fiesta tiene un especial damas de honor apto para todos los bolsillos (me pongo en el mejor de los casos para la dama de honor y peor para la novia: ¡¡qué pague la novia!!) y que además te permiten personalizar el modelo tanto al color como a la talla que necesites (incluidas tallas grandes).

Me hubiese encantado conocer a alguien de primera mano que fuese usuaria para poder conocer su experiencia, pero no tiene mala pinta y ya sabéis que yo, ¡me atrevo con las compras online para algunos de mis looks invitada perfecta! ¿la muestra? aquí y aquí.


¡¡¡Gracias por todos tus comentarios y visitas!!!
Nos vemos como siempre, con mucho más, en las redes sociales,
¡¡¡¡FELIZ FIN DE SEMANA!!!!


instagram y snapchat: mividaenrojo



Be happy (and fashion) my friend.

  • Share:

You Might Also Like

14 letras rojas

  1. Para mí nada como unas niñas pequeñas para hacer de damitas de honor. Más clásico pero más cuqui; )

    ResponderEliminar
  2. yo nunca fui dama d honor y espero no serlo jaja prefiero ser solo invitada
    besitos

    ResponderEliminar
  3. NO sabia que se llevaban las damas de honor, todo un mundo para mi. Besos

    ResponderEliminar
  4. bonitos !
    http://sinvestidornohayparaiso.com

    ResponderEliminar
  5. No creo que sea controlador para nada. Es tu boda! Tu día y tú decides. Estoy metida en muchos trajines de bodas, y si algo he aprendido junto con los novios... es que nada se puede dejar al azar. Luego sino vienen disgustos.

    ResponderEliminar
  6. jajjajaj, yo nunca he sido dama de honor, he sido la amiga de la novia y siempre hemos ido por libre pero igual molaría esto, aunque condiciona mucho muchísimo, porque no todas tenemos el mismo cuerpo y tambien muy importante el color no realza igual ese tono en cuestión a una que a otra, pero estaría divertido, jejejej, un besazoooooo

    ResponderEliminar
  7. Sí que es un tema peliguado el de los vestidos de las damas de honor! Bss

    ResponderEliminar
  8. Que monas todas, me encantan las bodas y cada día se esta imponiendo mas lo de las damas de honor, son divertidas.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que mejor que todas un mismo tono y tejido

    ResponderEliminar
  10. No pensaba que el tema de las damas de honor fuese habitual aquí en España, pensaba que era más de Estados Unidos y que aquí eran los peques los encargados… A mí, por suerte, no me ha tocado ser dama de honor. Lo encuentro un "honor" bastante dudoso. Desde luego que, si se hace, coincido contigo en que hay que controlar al máximo, eso sí, respetando los deseos de las damas para que se sientan cómodas y ellas mismas. Besosss!

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!