martes, 8 de septiembre de 2015

Invitados a la Mesa: Después de un paso, lo siguiente, siempre es otro paso.

La recién inaugurada sección invitados a la mesa ya cuenta con dos entradas que son de lo más leído de este verano; podéis descubrir de qué va en mi primer post, aquí y leer el primer post de nuestro autor invitado aquí
La tercera entrega de este invitados a la mesa llega desde Lima, Perú y la reflexiona mi hermana como continuación de su diario fotográfico (el cuál podéis recordar si queréis aquí, y que tuvo muchísimo éxito). 
A mi me ha encantado y me he quedado reflexionando sobre la pregunta ¿Alguna vez habéis sentido qué una vida no es suficiente?






Ya llevo algo más de dos semanas aquí y todavía no me lo creo. Las páginas del bonito diario que me traje gracias a mis amigas se van llenando de nuevas sensaciones y experiencias que escribo con esmero hasta el punto que a veces, la hojita se me queda pequeña. ¡Qué suerte la mía! Porque como ellas bien dicen: hay tres cosas en la vida que se van y no regresan jamás: las palabras, el tiempo y las oportunidades.
Hoy me apetece escribir sobre una obra que fui a ver el viernes 21 de agosto, ¨Cruzar las calles¨ de Daniel Amaru Silva, ganadora del Concurso Nacional de Nueva Dramaturgia  Peruana 2014, en el teatro Mario Vargas Llosa en la Biblioteca Nacional de Perú.

La obra me acercó un poquito más a la realidad. Me permitió adentrarme en vidas que lejos de ser ¨perfectas¨, nunca he sabido muy bien en qué basarme para encontrar algo que se asemeje en esta vida a dicho adjetivo, merece la pena vivirlas. Una vez leí algo así como que el hombre lee para vivir otras vidas ya que solo una no le basta, quizás con el teatro pasa lo mismo, y con esta obra en especial, más.
Me gustó conocer biografías anónimas, muchas de ellas tan reales que me las puedo estar encontrando cada día al coger el ómnibus. Vidas entrelazadas por un episodio fortuito, el mismo que seguramente ha hecho que yo esté aquí a día de hoy. Me quedo con esa idea, hasta cuando parece que ya no hay luz al final del túnel, que no hay salida, si caminas un poquito más  puedes dar con ella, siempre, hacer que esa balanza de sonrisas y lágrimas se incline a tu favor, que algo que ya no esperas, de repente, se haga posible. Que nunca olvidemos que después de un paso, lo siguiente es otro paso. Sin duda, una obra que recomendaría a todo el que pueda verla que lo haga.



¡¡¡Espero qué os haya gustado!!! ¿Quieres ser el próximo autor? Sólo tienes que escribirme a inma@mividaenrojo.com

Que nunca olvidemos que después de un paso, lo siguiente es otro paso.

¡Gracias por todos vuestros comentarios y visitas!
Nos vemos como siempre, con mucho más, en las redes sociales,


instagram: @mividaenrojo






Be happy (and fashion) my friend.



1 letras rojas:

All4 Barbie dijo...

Hola. me encanta la obra que nos recomienda tu hermana desde esas tierras en las que está. Me gustan mucho las reflexiones en especial ''que nunca olvidemos que después de un paso, lo siguiente es otro paso''. Creo que no debemos abandonar nunca y seguir buscando esa luz que nos permita continuar.Seguimos en contacto

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por estas letras rojas!